El afan

Publicada en Publicada en Confianza
Mateo 6:25  nos dice Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?  Este parece ser un mal que ataca al ser humano en todas las esferas sociales y en todas las edades el afán, lo encontramos presente en estudiantes, amas de casa, agricultores, políticos, conductores en fin el afán y la ansiedad quieren tomar control de esta sociedad. Pero hablamos de ese afán que hace daño que te llena de estrés, el afán que te lleva al enojo que te trae una frustración ese afán que te hace ciego y no te permite ver lo maravilloso que Dios ha creado en la vida el verso 25 de Mateo  6 termina con una pregunta que pone en orden las cosas en nuestra vida y además nos aclara por lo que en primer lugar nos debemos afanar. Cuando te afanas con ansiedad por lo que no es prioridad en tu vida te cansas y no te llena pero cuando tú e preocupas por tus prioridades y trabajas en ellas sientes una realización personal Jesús dijo ¿no es más la vida que el alimento y el cuerpo más que el vestido? Pero a veces nuestras preocupaciones son todo lo contrario a esto, pensamos, trabajamos y nos ocupamos más en lo externo en el vestido que es la representación de lo material queremos tener el ultimo celular nos afanamos por conseguir el carro o la moto y muchas cosas más y nos olvidamos de la vida, olvidándonos de Dios y estar en paz con él, olvidamos la familia y no tenemos tiempo para el esposo la esposa los hijos. Recuerda que Dios te ha rodeado de bendiciones maravillosas no permitas que por el afán y la ansiedad hacia lo incorrecto se cieguen tus ojos y no veas lo hermoso de la vida.

-Jose Alexander Alvarez-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *